José Luis Angoso, Director de Innovación y Alianzas de Indra

Indra es una de las mayores multinacionales de España y Europa: está presente en 148 países, factura unos 3.000 millones de euros al año y da trabajo a 43.000 personas. ¿Cuáles son, a grandes rasgos, las claves del éxito de la compañía?

En Indra decimos que somos una compañía de tecnología, innovación y talento, y creo que se podría decir que esas tres son las claves de nuestro éxito. En nuestro origen y ADN está la innovación, que es la base de nuestro negocio y la que nos permite desarrollar soluciones tecnológicas propias de vanguardia y competir en el escenario de la economía global. Pero la innovación sólo es posible gracias al talento de las personas.

Mediante un modelo de innovación abierta, buscamos atraer y desarrollar ese talento, no sólo de nuestros profesionales sino de todo el “ecosistema innovador” con el que nos relacionamos: instituciones del conocimiento y universidades, clientes, socios, proveedores, y sociedad en general.

Sólo en los últimos tres años, hemos dedicado más de 570 millones de euros a I+D+i, ya que sabemos que seguir innovando es la clave para hacernos más rentables y continuar manteniendo nuestro perfil de crecimiento.

Hay numerosos ejemplos de éxito fruto del compromiso por la innovación de Indra. Por ejemplo, en el ámbito de los sistemas de gestión de tráfico aéreo, Indra es una de las tres compañías líderes en el mundo y desarrolla proyectos en más de 140 países; nuestra tecnología de procesos electorales ha permitido gestionar cerca de 400 procesos electorales en países como España, Francia, Reino Unido, Noruega, Portugal, Estados Unidos o Colombia, con más de 3.500 millones de electores involucrados; también nuestro sistema de gestión del tráfico ferroviario DaVinci, fruto de una fuerte inversión en I+D y del trabajo de 150 personas durante cuatro años, se ha consolidado como la plataforma de control de tráfico ferroviario de referencia a nivel mundial, que controla todas las líneas de alta velocidad española y que ha sido elegida para gestionar la línea de alta velocidad de Arabia Saudí Meca-Medina, en el marco del contrato internacional más importante logrado por empresas españolas, y recientemente para la alta velocidad turca. Hay otros muchos ejemplos en sectores como Seguridad, Simulación, Energía, Sanidad, etc.

¿Qué niveles de inversión destinan a innovación para haber logrado ser referentes en este campo?

El compromiso de la compañía con la innovación se ha traducido en una inversión de 195 millones de euros en 2014, pero es además un esfuerzo sostenido que alcanza cerca de 1.000 millones de euros invertidos en innovación en los últimos cinco años y casi 2.000 en lo que va de siglo, con un esfuerzo innovador medio de entre el 6% y el 8% a lo largo de ese periodo. Estas cifras nos permiten ser, desde hace años, una de las principales empresas de nuestro sector por inversión en I+D en la UE y figurar entre las 500 empresas del mundo que más invierten en innovación.

Indra llegó recientemente a un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid para desarrollar el proyecto “Madrid Innovation Campus”. ¿En qué consiste?

El objetivo del proyecto de “Madrid Campus de la Innovación” es convertir la antigua fábrica de ascensores Boetticher en un centro pionero de innovación abierta y de ayuda al emprendimiento, que haga de la capital un referente internacional en este ámbito; y que impulse el progreso, la transformación digital y el espíritu emprendedor mediante la aplicación de las nuevas tecnologías, la divulgación científica y la colaboración entre ciudadanos, administraciones, empresas y universidades. Se pretende promover la innovación tecnológica como palanca de transformación y mejora de los procesos y servicios de la ciudad, y como motor de progreso y desarrollo económico y social. También se facilitará el uso de plataformas de prueba de forma continuada; y la creación de canales de difusión y participación en las iniciativas de innovación de la ciudad, compartiendo datos y soluciones.

¿Qué papel juega Indra en este proyecto y qué es lo que les ha llevado a formar parte de él?

Como principal compañía de consultoría y tecnología, es lógico que Indra forme parte de este proyecto, que va en línea con nuestro modelo de innovación abierta, y con nuestro compromiso por impulsar el talento y fomentar el crecimiento de un “ecosistema” innovador.

Este compromiso nace del convencimiento de que la innovación y el talento son claves para nuestro negocio, pero también para un desarrollo social y económico sostenible en nuestro país.

Indra ya ha colaborado con el Ayuntamiento de Madrid aportando sus ideas para el diseño del proyecto y, a partir de ahora, seguirá contribuyendo al éxito de la iniciativa con su conocimiento en el ámbito de la innovación tecnológica y el impulso de nuevas iniciativas emprendedoras, así como con su experiencia previa y casos prácticos en iniciativas similares.

Éste no es el único proyecto relacionado con la innovación y el emprendimiento que apoyan. ¿Forman ambos aspectos parte del ADN de Indra?

Entre innovación y emprendimiento hay una relación de mutua necesidad. Como expliqué anteriormente, en Indra nos basamos en un modelo de innovación abierta y en ese marco también fomentamos el espíritu emprendedor para favorecer el desarrollo de un “ecosistema” más innovador, del que, en última instancia, también nos beneficiamos como compañía.

A su juicio, ¿por qué cuesta tanto en España emprender? ¿Es una cuestión educativa, social, de falta de voluntad política...?

España posee infraestructuras físicas, programas gubernamentales, una dinámica de mercado y un apoyo adecuados para emprender, en línea con la media de los países de la UE. Sin embargo, podemos decir que la posición de España en el terreno del emprendimiento debe avanzar. La mejora, probablemente, se tenga que centrar en ámbitos como son el acceso a la financiación, la disminución de las trabas administrativas para la creación de empresas y las barreras de mercado y, efectivamente, en la educación, tanto en las escuelas como en la formación posterior.

Hay que ofrecer más y mejor educación para obtener el mejor talento y fomentar una cultura más emprendedora e innovadora y más tolerante frente al fracaso. El emprendimiento es también una actitud, y en España tenemos un problema de aversión al riesgo que hace que, aunque la gente detecte oportunidades, no emprenda. Además, hay que mejorar el nivel de innovación, tecnológico, de internacionalización y, en definitiva, de competitividad de las nuevas iniciativas empresariales. Debería disminuir el emprendimiento por necesidad y crecer la generación de iniciativas con expectativas de crecimiento, innovadoras, apoyadas en las últimas tecnologías y con perspectiva internacional.

¿Cómo apoyan desde Indra el espíritu emprendedor?

El compromiso de Indra con el emprendimiento se plasma en su colaboración con iniciativas que fomentan el espíritu emprendedor e “intra-emprendedor”-de los propios profesionales de la compañía- para alimentar el ecosistema innovador. Entre ellas, se pueden destacar el mencionado Campus de la Innovación de Madrid o el concurso internacional “Drones For Good”, lanzado por el gobierno de Emiratos Árabes Unidos con el objetivo de impulsar aplicaciones civiles innovadoras de los vehículos no tripulados.

La plataforma digital de ayuda y asesoramiento personalizado para emprendedores “Emprender es posible”, de la Fundación Príncipe de Girona (FPdGi), también cuenta con la colaboración y el impulso de Indra desde su nacimiento. Indra y la Fundación han firmado recientemente dos acuerdos con el Programa Yuzz, que dirige el CISE con el mecenazgo de Banco Santander, y con la Asociación Española de Agencias de Desarrollo Regional (Foro ADR), para que utilicen “Emprender es posible” como plataforma de ayuda a los emprendedores. Además, apoyamos y participamos en iniciativas de diferentes universidades como Emprende UC3M, CompluEmprende, ActúaUPM o AtrEBT; o Unltd Spain, empresa internacional de apoyo a emprendedores, entre otros.

También hay que mencionar el papel tractor que juega Indra al impulsar a otras compañías más pequeñas, startups y spin-offs. Actualmente, colaboramos con más de 444 pymes innovadoras, tanto mediante contratos como mediante la participación conjunta en proyectos de I+D+i.

¿Cree que la innovación es la base en la que se debe centrar el cambio de modelo productivo en España?

Efectivamente, la innovación y las nuevas tecnologías tienen que ser la palanca clave para la transformación del modelo productivo, ya que son fundamentales para impulsar la eficiencia, la competitividad y la internacionalización de las empresas y de la economía española. Ya contamos con grandes empresas y clientes innovadores, talento, y un mercado internacional como salida natural, pero es necesario crear las condiciones adecuadas para un futuro mejor, con un mayor acercamiento al emprendimiento, al riesgo y a recuperar el valor de la creatividad.

En Indra, tenemos claro que, en todo momento, la innovación es fundamental para la sostenibilidad de cualquier proyecto empresarial y para el desarrollo de la sociedad. Pero es en tiempos de crisis cuando se hace realmente evidente esa necesidad de innovar, de adaptarse, en un mundo cambiante y complejo.

¿Se está tomando conciencia, al fin, en España de la importancia de la innovación tecnológica o todavía nos queda mucho camino por recorrer?

Creo que en España aún nos queda camino por recorrer, pero tenemos los elementos necesarios para avanzar en el camino de la innovación. Tenemos talento, clientes que requieren soluciones innovadoras y una industria local receptora de innovación de suficiente tamaño.

También contamos con fortalezas significativas, como la buena posición a nivel mundial de algunas de nuestras empresas en sectores caracterizados por el empleo de tecnología punta, como infraestructuras, financiero, telecomunicaciones, etc. Creo que no se trata sólo de invertir más, sino de hacerlo bien, teniendo clara la estrategia.

Se habla de una nueva revolución industrial marcada por las nuevas tecnologías. ¿De qué se trata y qué papel desempeña Indra en esta Industria 4.0?

Se habla de la Industria 4.0 como de una nueva revolución industrial relacionada con el hecho de que las industrias pueden realizar ofertas de forma particularizada gracias al conocimiento que atesoran de los clientes. La impresión 3D y las fábricas digitales permiten realizar esa segmentación en los procesos industriales, con cadenas de producción más baratas, más complejas y con menores tiempos de fabricación total.

Sin duda, Indra es una referencia mundial en las tecnologías asociadas a esa Industria 4.0, como el Big Data, Internet de las Cosas o la Ciberseguridad. Esta última juega y jugará un papel cada vez más fundamental en nuestra sociedad y también en la Industria 4.0. con la protección de la Propiedad Intelectual dispersa, ya que la seguridad resulta esencial para proteger los derechos de todos los agentes del ecosistema.

Desde Indra colaboramos, además, en iniciativas que siguen investigando e innovando en este ámbito. Actualmente, participamos en el proyecto europeo de I+D+i Smart Cyber-Physical Systems Engineering Labs, cuyo fin es la creación de una red colaborativa de centros expertos en ingeniería para el desarrollo de sistemas ciber-físicos en diferentes áreas. Éstos establecen un puente entre los mundos físicos (personas, máquinas, productos) y virtuales (Internet, Internet de las Cosas) y constituyen una de las grandes bases tecnológicas que sustentan el concepto de Industria 4.0, también llamada Industria Inteligente o Ciber- industria del Futuro.

Cursos y Libros Relacionados