Flora García Mesa, Socio responsable de People (RRHH) de everis

En primer lugar, ¿podría explicar brevemente a nuestros lectores a qué se dedica everis?

everis es una compañía cuyo propósito es crear los contextos para desarrollar los talentos de sus profesionales. Estos contextos son muy diversos: hay proyectos de consultoría de negocio, de consultoría IT, desarrollos con diferentes tecnologías, entornos de Big Data, de cloud computing, desarrollo de productos de eHealth, de aplicaciones de movilidad, contextos de emprendimiento en nuevas iniciativas, etc. Ahí donde hay una inquietud de un profesional y un mercado, se puede generar un contexto de desarrollo de talento.

everis ha sido considerada en varias ocasiones como una de las mejores empresas para trabajar, según Great Place to Work®. ¿Cuál es el secreto de este reconocimiento?

El secreto es ser fieles a nuestro carácter con autenticidad. Nuestro carácter lo marcan tres factores:

El primero y más emocional es la actitud positiva. Retarse sanamente, atreverse a hacer siempre más, atreverse a imposibles.

El segundo punto es la libertad responsable. Aunque ya somos una compañía multinacional con más de 11.000 profesionales, para nosotros, es imprescindible mantener el mismo espíritu emprendedor con el que dimos nuestros primeros pasos. Por ello, creamos un entorno de libertad basado en la responsabilidad, que son las dos premisas básicas que debe cumplir cualquier persona que emprenda un negocio. Libertad para hacer, elegir, informarse e, incluso, para equivocarse; y la responsabilidad de asumir consecuencias, de comprometerse con los clientes, los proyectos, los compañeros y los partners.

El tercero, y más importante, es pensar que te debes a otros, que tu valor como profesional crece cuando tú creces personal y profesionalmente, y asumes retos más complejos. También, cuando haces crecer a tu equipo extendido, cuando das a tu equipo nuevas oportunidades de desarrollo de su talento, y cuando tratas a las personas como personas y no solamente como centros de conocimiento.

¿Qué diferencia, por tanto, a everis de otras compañías?

Su carácter. Creemos que el desarrollo de las personas es el fin y no el medio, creemos en la meritocracia y la solidaridad, y en la colaboración entre todos. Lo único que no está permitido es no evolucionar.

¿Qué medidas se han implantado recientemente desde el departamento que dirige para mejorar el entorno de trabajo?

La última ha sido gracias al talento más joven: la vestimenta flexible. En línea con el principio de libertad responsable, se ha abierto la posibilidad de elegir la vestimenta más adecuada para ir a trabajar entendiendo el contexto -oficina, clientes, eventos, foros, etc-.

¿Qué peso tiene la formación para implicar a las personas que trabajan en everis?

La formación es constante. Sin ella, es muy difícil evolucionar. Fomentamos la autoformación, la formación externa. Además, contamos con una universidad corporativa desde la que generamos programas para todos a todos los niveles, cada vez más personalizados y donde el responsable último de la formación es cada uno.

En este sentido, ¿qué programas de formación y desarrollo de talento ofrecen?

El plan es muy amplio. Por citar tres: el programa de certificación PMI para el talento que opta por gestión de proyectos; nuestras escuelas de Java y .net para el talento más técnico; y la everis Executive School para el talento ejecutivo. En ella, contamos con cinco escuelas de: Comunicación, Desarrollo de Negocio, Estrategia, Innovación y Evolución de Personas.

En cualquier empresa, uno de sus principales activos son sus trabajadores, pero aún lo es más, si cabe, en una compañía dedicada a la consultoría. Cuéntenos cómo es ese capital humano de everis.

Nuestro talento es joven, la media está en los 31 años. Además, es diverso, pues tenemos personas de más de 20 nacionalidades, con múltiples conocimientos y experiencias vitales. Es abierto, porque se integra fácilmente en entornos nuevos y saca el máximo partido. Y tiene ganas de hacer cosas cada vez más grandes y mejores para todos.

La empresa ha crecido muy rápidamente en los últimos años y también está viviendo un intenso proceso de internacionalización. ¿Cómo se ha vivido este crecimiento en el departamento de Recursos Humanos?

El crecimiento es un regalo. Además, la ilusión de ser cada día más y más diversos hace que sea un reto constante. También lo vivimos con la curiosidad de trabajar con nuevas culturas empresariales y nacionales. Esto nos exige adaptarnos constantemente a los cambios cada vez más rápidos, además de anclarnos a nuestro propósito y carácter como compañía para asegurar que, aunque haya personalización local, la esencia de la empresa es común y compartida.

El mayor reto es preservar nuestra cultura. Por esto, no debemos olvidarnos nunca de dejar nuestra huella “verde” en todo lo que hacemos.

Cursos y Libros Relacionados