Emilio Yoldi, Director General de Steria

¿Podría explicarnos, en primer lugar, cómo convergen Integración de Sistemas, Consultoría y Outsourcing en los servicios de un operador global de servicios como es Steria?

Actualmente, las empresas quieren mucho más que soluciones tecnológicas. Quieren un servicio global que les ayude a optimizar los costes y la productividad; así como a crear valor, lanzar nuevos servicios y ganar cuota de mercado. Steria posee una oferta “global”, en la que convergen la consultoría, la integración de sistemas y el outsourcing, ya que no sólo somos capaces de proponer soluciones a nuestros clientes desde la consultoría, sino también de implementarlas y gestionarlas en el día a día.

Y como proveedor de servicios globales de TI, Steria ofrece a sus clientes, tanto empresas como administraciones públicas, soluciones y ser vicios que combinan nuestra experiencia funcional y tecnológica para alinear sus sistemas de información con sus objetivos estratégicos. En este sentido, Steria ha estructurado su oferta en dos áreas de negocio complementarias para ayudar a sus clientes a conseguir los retos de su actividad. Por un lado, ofrecemos servicios de transformación del negocio, que abarcan consultoría funcional y tecnológica, integración de sistemas con soluciones “llave en mano” basadas en un profundo conocimiento sectorial, así como una gran capacidad para la externalización de determinados procesos de negocio (BPO). Por otro, también ofrecemos servicios de operación de negocio; es decir, gestionamos todo o parte del sistema de información de nuestros clientes a través de unos servicios industrializados y de nuestro modelo global de delivery integrado, que incluye el outsourcing en las modalidades de on, near y offshore.

¿Qué servicios ofrece Steria en cada uno de estos campos?

Steria dispone de una amplia gama de servicios que cubren prácticamente todas las necesidades de los organismos públicos y las empresas de sectores como banca y seguros, industria, energía telco y transporte. En consultoría, trabajamos en las áreas de estrategia operativa; análisis de los procesos de negocio y su re-ingeniería; y en la consultoría TI, que engloba estrategia TI, diseño de arquitecturas y transformación de soluciones, entre otros aspectos.

A nivel de integración de sistemas, Steria ha consolidado su experiencia desarrollando soluciones que aportan un rápido retorno de la inversión en áreas tan diversas como la e-Administración, la gestión de recursos sanitarios, la gestión del ciclo de la deuda en entornos financieros, la implantación de todo tipo de aplicaciones (ERP, CRM, portales, etc.) y operando en campos relacionados con la calidad de datos, las pruebas de software o la seguridad en toda su amplitud.

En cuanto al outsourcing, Steria ofrece sus servicios a lo largo de toda la cadena de valor, desde la gestión de operaciones hasta la transformación del negocio. Se trata, por tanto, de una aproximación flexible y evolutiva que incluye la gestión diaria de las aplicaciones y las infraestructuras hasta la gestión de proyectos e incluso de determinadas funciones de negocio (BPO).

En estos momentos por los que atravesamos, ¿qué tipo de servicios están demandando fundamentalmente las empresas? ¿Han percibido cambios en este sentido respecto a antes de la crisis?

Lo que está haciendo en realidad la situación de desaceleración económica y la incertidumbre es acentuar, aún más, la búsqueda por parte de las empresas de proveedores de servicios TI que sepan alinear las Tecnologías de la Información con sus modelos y objetivos de negocio, que aporten soluciones que les permitan anticiparse, más rápida y eficazmente, a los cambios y que ofrezcan modelos de colaboración con implicación en los resultados del proyecto. En definitiva, en tiempos de crisis se buscan soluciones flexibles e innovadoras que optimicen el rendimiento de los sistemas informáticos, con un importante ahorro de costes. Los clientes buscan eficacia e innovación, mejorar sus procesos y que su negocio crezca. Es decir, que su negocio sea flexible y ágil para poder afrontar los cambiantes retos del mercado, gracias a estar al día en materia tecnológica.

Las administraciones públicas se encuentran entre uno de sus principales clientes. ¿Cuáles son las necesidades que satisface Steria en este sentido? ¿Considera que España está progresando adecuadamente respecto a la e-Administración?

Desde el 1 de enero de 2010, las administraciones están obligadas a prestar sus servicios por vía electrónica, de forma que los ciudadanos puedan realizar sus trámites en cualquier momento y desde cualquier lugar. Para ello, deben adaptar sus sistemas a este nuevo entorno y seguir trabajando en la mejora de sus procesos internos. Steria lleva años colaborando con organismos públicos, tanto en España como en Europa. Gracias a su conocimiento del sector público y a la experiencia de sus consultores, ha desarrollado innumerables proyectos de modernización y transformación de la Administración, a través de una oferta global de Consultoría, Integración de Sistemas y Outsourcing en áreas como la adaptación a las Leyes 11/2007 y 56/2007, Planes de Sistemas, Soluciones Integrales de Administración Electrónica, Archivo Legal, Sistemas de Información Poblacional, Soluciones para la LOPD, Oficinas de Calidad o Gestión de Activos, etc.

Steria trabaja en 16 países. ¿Cómo está nuestro país de forma comparativa con otros países europeos en cuanto a implantación de las TI dentro de las empresas?

La crisis ha propiciado que el sector de servicios de TI haya decrecido en nuestro país. De hecho, el año pasado menguó un 4%, según los últimos datos que hemos conocido. Pero, en todo caso, su papel resultará crítico para que la economía levante por fin cabeza. En el contexto internacional, la crisis ha convencido a todos los países desarrollados de la urgencia de encontrar nuevos modelos de crecimiento; y de que estos modelos, más allá de la creación de nuevos productos y servicios, deben basarse en la aplicación del conocimiento y en la innovación. España debe seguir esta tendencia y estimular las inversiones en tecnología para dinamizar la economía y posibilitar el tan necesario cambio del modelo productivo español.

En relación a la Gestión de Recursos Humanos, ¿qué aspectos considera relevante resaltar de Steria como compañía, tanto a nivel nacional como internacional?

Cuando Steria fue fundada hace 40 años, el concepto de Responsabilidad Social Corporativa rara vez iba más allá de la filantropía. Sin embargo, Steria era diferente. La compañía comenzó un proyecto social como una historia de negocios, desarrollando una única cultura, combinando la participación de los empleados, iniciativa empresarial e innovación. Nos propusimos entonces un marco ético para el crecimiento.

La estrategia corporativa de Steria es clara. Nuestro objetivo de negocio es lograr un crecimiento a largo plazo, proporcionando a nuestros clientes proyectos estratégicos basados en la innovación de las TI a través de soluciones y servicios. La forma en la que hacemos negocios está integrada en esta estrategia. Con esto quiero decir que lo que hacemos está guiado por principios éticos y corporativamente responsables.

Como miembros del Pacto Mundial de Naciones Unidas, estos principios, descritos en su Código Ético, definen sus relaciones con todos sus grupos de interés. ¿Qué quiere decir esto exactamente?

En el año 2009, nos marcamos cuatro simples pero ambiciosos objetivos relacionados con el contexto del mercado, del entorno laboral, de la comunidad y del medio ambiente. Conseguir estos objetivos nos va a ayudar a satisfacer las crecientes expectativas de nuestros grupos de interés y a hacer del mundo un mejor lugar para vivir, a la vez que damos valor al negocio de Steria.

Nuestra visión de Responsabilidad Social Corporativa es construida a través de estos cuatro pilares fundamentales: Mercado, Entorno Laboral, Comunidad y Medio Ambiente.

Nuestro objetivo es asumir la responsabilidad de nuestras acciones a través de la ética en nuestras prácticas empresariales. El modelo de gobierno de Steria, centrado en los empleados, nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos. Lo mismo ocurre con nuestros valores, extendidos a través de alianzas con nuestros clientes, proveedores y las diferentes comunidades con las que trabajamos.

Nuestro objetivo es ser aún más responsables con nuestros empleados en términos de igualdad de oportunidades y bienestar del personal. Esto significa perfeccionar el espíritu emprendedor y crear un entorno laboral que haga que cada empleado se sienta orgulloso, motivado y con una misión clara.

Queremos dar acceso a la educación, a las TI y al empleo. Ayudar a las personas a valerse por ellas mismas es la mejor manera de promover la inclusión social y profesional y reducir la pobreza al mismo tiempo que se fomenta la autoestima. En Steria, con el apoyo de nuestros empleados, estamos llegando a las comunidades promoviendo entre las personas más desfavorecidas el acceso a la educación, a las TI y al empleo, buscando un compromiso con nuestros clientes y animándoles a trabajar con nosotros. Tenemos amplios programas de voluntariado y esponsorización de varias escuelas y programas formativos en la India.

Por último, nuestro objetivo es minimizar nuestro impacto sobre el medio ambiente, y conseguir y ayudar a que nuestros clientes consigan lo mismo. Esto significa ir más allá de los requerimientos y trabajar con empleados y clientes en la reducción de nuestra huella de carbono. Estamos progresando en ello ,integrando un pensamiento verde e implementando soluciones verdes en todo lo que hacemos.

Desde estos grandes principios fundamentales de desarrollo estratégico, nuestra gestión de recursos humanos promueve y favorece la innovación, la creatividad y la tolerancia; busca la no discriminación; propicia la igualdad de oportunidades y el desarrollo multicultural; y crea un entorno de diálogo y negociación constantes. Incluso en aquellos aspectos relacionados con las relaciones laborales estos temas quedan patentes: inclusión de un miembro de los comités de empresa en el Comité Operativo de la Compañía, negociación y mejora constantes de algunos puntos no contemplados en el Comité Colectivo de Aplicación, creación de una Mesa de Igualdad que asegure el cumplimiento de los principios y proyectos incluidos en el Plan de Igualdad, implantación de políticas de conciliación de la vida personal y profesional, etc. En definitiva, todo aquello que permita ir asegurando que los profesionales de esta Compañía tienen en ella un lugar de crecimiento y un referente de satisfacción personal y profesional.

Cursos y Libros Relacionados